En vigor, el Tratado “libros para ciegos”

invidente
El viernes pasado entró en vigor el Tratado de Marrakech, ratificado por México ese mismo día, para enfrentar el problema conocido como “hambre mundial de libros”. Se trata de facilitar el acceso a libros, revistas e impresos a más de 285 millones de personas ciegas en todo el mundo, con discapacidad visual o dificultad para acceder a un texto impreso.

La información oficial de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) revela que cada año, de los millones de libros que se publican en el mundo, solo entre 1 y 7 por ciento se pone a disposición de estas personas. Con el apoyo de los integrantes de la OMPI, ya se cuenta con títulos en formatos accesibles como Daisy, audio, digital, macrotipo, braille, en unos 55 idiomas sin necesidad de obtener el permiso de los titulares de los derechos de autor.

Las últimas cifras disponibles en México, del Censo de Población y Vivienda 2010, revelan que 5 millones 739 mil personas declararon tener dificultad para realizar al menos una de las siete actividades evaluadas: caminar o moverse, ver, hablar o comunicarse, escuchar, atender el cuidado personal, poner atención o aprender, o alguna limitación metal. La segunda causa de discapacidad en el país es la visual.

La noticia es excelente. Ahora habrá que aterrizar el Tratado en diferentes leyes dentro del país.

El director general de la OMPI, Francis Gurry, dijo que “el Tratado de ‘libros para los ciegos’ es una importante victoria para el multilateralismo y la comunidad internacional, que puso de manifiesto su capacidad de unirse para mejorar la vida de mucha gente en el mundo, llevando la lectura y la oportunidad de leer a las personas con discapacidad visual”.

La OMPI organizó el viernes pasado un acto simbólico de transferencia de libros accesibles en formato de audio desde el Canadá hasta Australia, por medio del Consorcio de Libros Accesibles (ABC por sus siglas en inglés) de la institución, creado para editar y distribuir impresos en formatos accesibles, promover la edición integradora de libros y establecer una base de datos y servicio internacional de intercambio accesible, entre otros objetivos.

Fuente:
http://www.milenio.com/firmas/j-_jesus_rangel_m/vigor-Tratado-libros-ciegos_18_822697764.html?print=1

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Youtube